El Ayuntamiento de Onda subvencionará los alimentos y tratamientos médicos de las personas celíacas

30/4/2020


  • El gobierno municipal aprueba las ayudas de las que se podrán beneficiar de hasta 260 euros mensuales los intolerantes al gluten

  • Valero: “Queremos ayudar a las personas que por ser celíacos les  cuesta la cesta de la compra 1.000 euros más al año”

El Ayuntamiento de Onda ha aprobado la convocatoria de ayudas económicas destinadas a unidades familiares en cuyo ámbito existan uno o más miembros con diagnóstico médico de celiaquía. Se trata de un compromiso que asumió la alcaldesa, Carmina Ballester, y que ahora toma forma con el objetivo de ayudar a los celiacos ondenses en el sobrecoste que supone la compra de productos sin gluten, complementos y tratamientos médicos.
Las bases, que se publicarán durante la próxima semana en el Boletín Oficial de la Provincia y que han sido consensuadas con la Asociación Valenciano de Celíacos (ACECOVA), establecen que podrán beneficiarse de estas ayudas los ciudadanos empradonados en Onda y con unos ingresos brutos no superiores a 37.595 euros anuales. Se subvencionarán los gastos derivados de la compra de alimentación básica específica sin gluten así como los tratamientos médicos y/o suplementos (vitaminas y otros micronutrientes) para los diagnosticados de celiaquía. La ayuda concedida no podrá superar el máximo de 260 euros al mes.
Cabe destacar que los alimentos sin gluten suelen ser un 300% más caros que el resto y, según ACECOVA, las personas celíacas se gastan cada año de media 1.000 euros más en la cesta de la compra que el resto.
“En la actualidad existe mucha variedad de productos sin gluten, pero el acceso a ellos sigue suponiendo un reto para las familias con escasos recursos, y por eso desde el Ayuntamiento queremos echar una mano a aquellas personas que lo necesiten”, ha apuntado el concejal de Bienestar Social, Óscar Valero.
Formación específica
Por otra parte, Ayuntamiento y ASECOVA también han acordado realizar jornadas de formación sobre celiaquía en centros educativos y también dirigida a vecinos que sufren esta intolerancia. Y en cuanto a la restauración, se trabajará con la asociación local Hosturionda para que los restaurantes elaboren menús aptos para celíacos.
En paralelo, en el Ayuntamiento también se está trabajando en crear una base de datos de vecinos con esta patología.